Toxina Botulínica (Botox®)

Rejuvenecimiento de la mirada en pocos días sin modificar la expresión, creando un aspecto natural

Es muy importante el conocimiento de la anatomía facial por parte del profesional y de las necesidades del paciente para que el resultado sea perfecto.

Descripción del tratamiento

¿En qué consiste el tratamiento con Botox®?

Debido a los movimientos frecuentes que realizamos en la zona de frente, entrecejo y patas de gallo se producen con el paso de los años pliegues o arrugas llamadas de expresión dando un aspecto de cansancio.

La toxina botulínica es un relajante muscular que suaviza las arrugas de expresión del tercio superior de la cara. Es el tratamiento que más se realiza por sus excelentes resultados de una forma rápida. También se utiliza como prevención antes de que esos surcos se formen y evitando así arrugas profundas en un futuro.

Se puede realizar el efecto de levantar las cejas provocando apertura de la mirada.

¿Para qué zonas se utiliza?

Tratamiento para arrugas de expresión, localizadas en el tercio superior de la cara, entrecejo (glabela), líneas horizontales de la frente y «patas de gallo».

También utilizado para disminución de la sudoración en axilas, plantas de los pies y palmas de las manos, lo que se llama hiperhidrosis.

Usado también en el contorno facial como tratamiento del bruxismo.

¿Qué beneficios obtenemos?

  • Rejuvenecimiento de la mirada
  • Disminución de las arrugas de expresión
  • Utilizado como tratamiento de la hiperhidrosis o hipersudoración
  • Aporte de luminosidad al tercio superior de la cara
  • Resultados naturales sin cirugía y de una forma rápida

¿Qué técnica se utiliza?

Microinyecciones prácticamente indoloras que se realizan en un corto espacio de tiempo. No requiere preparación previa.

Posteriormente se produce un ligero enrojecimiento de la piel que desaparece espontáneamente.

¿Cuántas sesiones se realizan?

El tratamiento se realiza el primer día y es necesaria una revisión a los 15 días para valoración del resultado obtenido, existiendo la posibilidad de volver a inyectar de nuevo dentro del precio inicial.

A los 4 meses como mínimo se puede realizar otra nueva sesión. Lo habitual es realizarlo cada 6 meses, dos veces al año.

¿Cuánto dura?

La toxina botulínica se inyecta el día 0, no hace efecto hasta 2-3 días después de la inyección, alcanza su efecto máximo a los 15 días y posteriormente, va disminuyendo el efecto hasta volver a la situación inicial, período que suele durar 4 meses como mínimo. En función de la potencia muscular puede durar más tiempo.

¿Qué contraindicaciones tiene?

No se puede utilizar en mujeres lactantes ni en alérgicos a la proteína del huevo.

Antes y después de la aplicación de tratamientos con Toxina Botulínica (Botox®)

antes despues botox frente
antes despues botox entrecejo
antes despues botox patas gallo

Pide cita ahora para alguno de nuestros tratamientos